Información Política

Uso electoral de Oportunidades /Contralínea

Posted in Uncategorized by Asesor Político on julio 14, 2010

Uso electoral del programa Oportunidades

Erika Ramírez
El posible crecimiento de la votación a favor del PAN en el 10 por ciento de los municipios más pobres del país podría ser una evidencia más de que el programa federal Oportunidades, dirigido al combate a la pobreza, fue manipulado en beneficio de Felipe Calderón

 
 

  

  


 

En su afán por ocultar la manipulación de los programas sociales previo a la contienda electoral del 2 de julio, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) filtró a la prensa el diagnóstico sobre la influencia de los programas sociales en los resultados electorales 2006. En él, la dependencia que encabezó Josefina Vázquez Mota, integrante del equipo del candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, asegura que no hubo uso indebido de estos recursos destinados al combate a la pobreza.

Sin embargo, el resultado de un monitoreo constante en la aplicación de los programas sociales realizado por Fundar, Centro de Análisis e Investigación, advierte que aunque no se puede definir con certeza el uso electoral, sí se encontraron evidencias de que en el 10 por ciento de los municipios con mayores índices de marginación, a los que llegan estos instrumentos de política social, aumentó el porcentaje de votos a favor del PAN.

El estudio elaborado por el investigador Alberto Serdán, apunta que jurisdicciones en las que la población no tiene ni para comer, el PAN incrementó su votación en 6.9 puntos porcentuales en relación con las elecciones de 2000, coincidentemente es ahí donde llega el programa de mayor promoción en la materia: Oportunidades.

El informe denominado Análisis de la relación entre marginación, pobreza y los resultados electorales 2006, señala: “Se encontró que el PAN incrementó el porcentaje de su votación en las elecciones presidenciales de 2006 respecto de las del año 2000, conforme aumentó la marginación de los municipios”, a diferencia de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD).

Es así como “en municipios donde nueve de cada 10 familias viven en condiciones de pobreza alimentaria, el PAN aumentó su votación de 2006 respecto de la de 2000 en 6.9 puntos porcentuales en promedio”, mientras que donde seis de cada 10 familias viven en la miseria extrema, el blanquiazul aumentó su preferencia en 3.4 puntos porcentuales, señala el informe.

Sin embargo, la casi nula influencia del partido se distingue cuando el especialista analiza los municipios donde sólo una de cada 10 familias vive en pobreza alimentaría, ahí, “la votación del PAN cayó en 10.3 puntos porcentuales”, apunta Alberto Serdán.

En entrevista, el investigador dice que si algo busca este estudio es ofrecer a la opinión pública resultados diferentes a los de Sedesol, opuestos, en los que la entidad federal asegura que el PRD ganó en los municipios más pobres.

“La metodología que se aplicó en el estudio no alcanza a explicar por qué se llevó a cabo la votación de esta manera, porque al fin de cuentas las matemáticas no te pueden decir qué pasó por la cabeza del elector a la hora de cruzar su boleta, pero evidentemente dan tendencias que deberán ser respondidas”, dice.

Entre los posibles escenarios que plantea Alberto Serdán es que probablemente la población haya premiado al PAN porque creyó que el partido en el poder ha hecho un buen trabajo. “Esta posibilidad abre un reconocimiento a una política social que, evidentemente, nosotros consideramos insuficiente.

“Otra posibilidad que se ha expuesto a la opinión pública, a través de análisis y notas periodísticas, es el cúmulo de denuncias del uso electoral que se le dio a los programas sociales, mismas que podrían explicar el comportamiento del electorado, es decir, que hubo manipulación y que ésta tuvo los resultados esperados”, explica.

Ejemplo del aumento de la votación a favor del PAN es el municipio más pobre del país, Metlatónoc, Guerrero, en el que el 96 por ciento de la población recibe los recursos del programa Oportunidades y donde la votación aumentó en 8 por ciento, respecto a las elecciones del 2000. Hace seis años, el blanquiazul sólo obtuvo el 1.18 por ciento de los sufragios, mientras que para el 2006 la cifra se elevó al 10 por ciento. 

En esta jurisdicción, el PRI sólo logró este año cuatro puntos porcentuales más que en las elecciones de 2000, cuando su votación fue del 37 por ciento mientras que en las pasadas elecciones le otorgaron el 41 por ciento.

En tanto, el PRD hace un sexenio había alcanzado al 57 por ciento del electorado, pero el 2 de julio apenas consiguió el 43.55 por ciento de los sufragios, en otras palabras, cayó en aproximadamente 14 por ciento.

El desplome del PRI

En el análisis que elaboró Fundar entre el 14 y 21 de julio de este año explica el derrumbe que sufrió el PRI, que tuvo como abanderado para conseguir la Presidencia de la República a Roberto Madrazo Pintado, y apunta que “conforme aumentó la presencia de pobreza alimentaria, perdió más votos”.

“En municipios donde en promedio nueve de cada 10 familias viven en condiciones de pobreza alimentaria, el PRI disminuyó su votación de 2006 respecto de la de 2000 en 19.3 puntos porcentuales”, dice el informe.

Mientras que en municipios donde seis de cada 10 familias viven bajo las mismas condiciones de miseria, este partido disminuyó su votación en 17.8 puntos porcentuales. En tanto que donde una de cada 10 familias no tiene que comer sólo cayó en 9.9 puntos porcentuales.

En síntesis, el documento señala que el PRI perdió votos en 2 mil 187 municipios del país, “pero la caída no fue uniforme: cayó más en municipios con más presencia de pobreza extrema”.

Al respecto, Alberto Serdán indica que uno de los argumentos que tuvo la Sedesol para explicar este fenómeno es que “el PRI perdía su voto y ese voto alguien lo tuvo que agarrar, aquí queda clara la relación voto-marginación, por ejemplo del PRD gana más votación donde hay municipios menos marginados. Además de que fue el PAN el que tuvo la operación de los programas.

“Definitivamente hay problemas estructurales en el diseño de la política social que permite que la gente no se apropie de los programas, no los vea como un derecho sino como un regalo por parte de los gobiernos. De esto se están aprovechando todos los partidos, pero evidentemente el que tenga capacidades institucionales y acceso a los padrones de beneficiarios es más probable que tengan mayores efectos y mejores resultados”, explica Alberto Serdán.

Pese a que no aún no se han registrado muestras concretas de que la coordinación nacional de Oportunidades haya montado un operativo con sus recursos humanos y materiales para favorecer al PAN, el especialista señala que “de lo que sí hay pruebas es que la palabra ‘oportunidades’ y el programa en sí fue utilizado por el gobierno federal como estrategia publicitaria, ya que aparecía en todos los promocionales de las secretarías de Estado bajo el mando de Vicente Fox”.

El PRD en vilo

No obstante el lema de la coalición PRD, Convergencia y Partido del Trabajo, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, fue “Por el bien de todos, primero los pobres”, éste, según el estudio de Fundar no hizo eco entre la población que recibe el programa Oportunidades y que es la más marginada del país.

“Mientras que en las elecciones del año 2000 sólo obtuvo el 16.64 por ciento de la votación, en el conteo distrital de 2006 (que no es definitivo) obtuvo 35.31 por ciento. Esto es un incremento de 18.67 puntos porcentuales. A pesar de que este crecimiento se dio a lo largo y ancho del país, tuvo características distintas dependiendo del nivel de pobreza y también de marginación de los municipios”, explica Fundar.

A diferencia del PAN y del PRI, el crecimiento del PRD se dio de manera más o menos uniforme. Así, en municipios donde en promedio nueve de cada 10 familias viven en condiciones de pobreza alimentaria, el PRD aumentó su votación de 2006 respecto de la de 2000 en 14.4 puntos porcentuales, mientras que en municipios donde seis de cada diez padecen pobreza alimentaria, aumentó su votación en 12.8 puntos porcentuales.

Al respecto, la investigadora de El Colegio de México, Araceli Damián, especialista en temas de pobreza, quien tuvo acceso al estudio elaborado por Fundar, señala que “en primer lugar hay que aclarar que los resultados que se están manejando no son oficiales, en el sentido de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no ha validado las elecciones y por lo tanto tendríamos que esperar para saber la votación real”.

Sin embargo, en el caso de que no cambien considerablemente los datos y en ese sentido podemos manejar los resultados de Fundar, dice, “es muy importante resaltar que no se encuentra un cambio importante a favor del PRD en los municipios con el programa de Oportunidades, sino que más bien hay un movimiento de la votación del PRI hacia el PAN.

“Antes el PRI era quien manejaba esos programas, ahora el PAN y el movimiento se da en ese sentido. Esto llama la atención si vemos que en estudios pasados se dijo que aproximadamente 4 millones de personas fueron beneficiadas por los recursos federales pudieron estar sujetos a la manipulación del voto”, concluye la investigadora de El Colegio de México.

 
 

 
 

Publicado: Agosto 2a quincena de 2006 | Año 5 | No. 62

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: