Información Política

Reportaje sobre las burbujas legislativas (grupos de poder)

Posted in Uncategorized by Asesor Político on agosto 31, 2009

Burbujas de poder en San Lázaro

Andrés Becerril

Física y legalmente en la Cámara de Diputados no existe, pero el grupo de legisladores más influyentes de cada uno de los partidos políticos, encabezados por sus respectivos coordinadores parlamentarios, forman un núcleo de poder conocido como “burbuja”.

Nadie en San Lázaro sabe cuándo, cómo ni a quién se le ocurrió darle el nombre de “burbuja” al grupo más poderoso de cada fracción parlamentaria.

Lo que es un hecho es que los diputados de la burbuja son un puñado de intocables que no permanecen aislados del exterior de la Cámara baja: al contrario, son los que parten el queso en la vida parlamentaria de México.

En cada legislatura, como sucederá en la LXI —recién instalada, pero que arranca sus funciones mañana—, los diputados de la burbuja no sólo se dedican a administrar los votos del grupo en cada temas que se debate, también lo hacen con los millones de pesos que el Comité de Administración de la Cámara les entrega anualmente y que lo líderes de las bancadas entregan a sus pares de forma discrecional.

Los legisladores que forman una burbuja se convierten, además, en la voz y la cara de sus partidos en la Cámara de Diputados. Porque por órdenes del jefe del grupo, son quienes están autorizados para fijar la posición de la fracción en cada uno de los temas de la agendas que sean de su interés, o bien para descalificar las propuestas o posiciones de alguna otra bancada.

Por lo general, “los burbujos” ocupan curules alrededor de sus jefes de bancada; al lado derecho siempre está el legislador —casi siempre un novato—, que hace las funciones de secretario particular del coordinador.

Pero también en torno al líder son colocados los legisladores que presidan comisiones, sobre todo las de mayor peso, como Puntos Constitucionales, Presupuesto y Cuenta Pública, Hacienda y Crédito Público, Gobernación, Justicia, Relaciones Exteriores… algo así como un gabinete legislativo.

Los diputados que tienen el derecho de formar parte de la burbuja de su partido, empezando por el jefe de la bancada, son a quienes se les asignan las mejores oficinas; reciben dinero extra al de su salario nominal; pueden tener más asesores y personal a su servicio, con lo que marcan así otra diferencia con sus pares.

Pero “los burbujos” no sólo obtienen beneficios extra. También tienen trabajo extra, ya que entre otras actividades esos legisladores son los encargados de conducir las agendas de sus partidos.

También deben darle seguimiento a las iniciativas que sus fracciones presenten. Están, además, quienes se encargan de las relaciones entre la fracción y los gobernadores y los secretarios de Estado.

En la burbuja también hay legisladores encargados de las relaciones internacionales y quienes, junto con el coordinador, administran el dinero que les entrega la Cámara de Diputados y que va de acuerdo con el número de legisladores de cada bancada.

Para la nueva legislatura, los tres principales partidos —PRI, PAN y PRD— han designado a Francisco Rojas, Josefina Vázquez Mota y Alejandro Encinas como sus respectivos coordinadores parlamentarios.

En las burbujas de estos partidos estarán, por el PRI, Emilio Chuay-ffet, Eric Rubio, Felipe Solís Acero, Óscar Levín, Alfonso Navarrete Prida, Luis Videgaray y David Penchyna. Por el PAN, César Nava, Julio Castellanos, Roberto Gil Suárez, Francisco Ramírez Acuña, Francisco Javier Salazar y Jesús Ramírez Rangel. En la del PRD, en tanto, estarán Guadalupe Acosta, Jesús Zambrano y Alfred Vargas.

La fracción del PAN tiene en sus temas de su agenda legislativa que se revisen los subsidios y las tarifas que otorga al gobierno federal para nivelar la caída de ingresos como resultado de la crisis económica.

Los panistas en la Cámara de Diputados, representados por Josefina Vázquez Mota, tienen planeado presentar una iniciativa para que se reforme la estructura burocrática de la administración pública federal, con el objetivo de reducir gastos.

Según la agenda preliminar que el PAN llevará al pleno de San Lázaro, se menciona que pedirá a la Secretaría de Hacienda mayor eficiencia recaudatoria, para lo cual hace hincapié en que se debe combatir con mayor fuerza la evasión fiscal, la revisión de exenciones, la eficiencia y simplificación tributarias, la ampliación de la masa de contribuyentes y los subsidios y tarifas.

Los panistas que llegarán el martes al Congreso están ciertos de que lo urgente es impulsar una profunda austeridad en el sector público, para lo cual proponen meterle tijera a gastos superfluos e incluso discutir y aprobar, en su caso, una iniciativa para reformar la estructura burocrática federal, sin menoscabo de que éste es uno de los principales empleadores del país.

Después de que distintos medios de comunicación revelaran que la LX Legislatura se sirvió con la cuchara grande con el presupuesto de la Cámara de Diputados, con viajes, servicios médicos y retribuciones más allá del salario, el PAN quiere buscar la reducción de los lujos a los que tienen derecho los legisladores.

Según los panistas, propondrán a sus colegas de los otros partidos bajarse diez por ciento el salario; además de reducir 50% el presupuesto que los legisladores tienen para el uso de teléfonos celulares, que según esa bancada, en los tres años de la LX Legislatura, fue de 28 millones de pesos.

La tercera fuerza política del país, el PRD, tiene en su agenda como punto primordial evitar a toda costa que haya nuevos impuestos, además de desarrollar una estrategia económica para enfrentar la crisis que vive el país.

El PRD impulsará en la naciente legislatura el aumento de recursos en partidas con fines sociales.

Los legisladores perredistas, que serán encabezados en San Lázaro por Alejandro Encinas, acordaron hace unos días abrogar la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y reformar el Código Fiscal de la Federación, con el objetivo de combatir la elusión fiscal sin crear más gravámenes.

La agenda perredista para el último tramo del gobierno de Felipe Calderón buscará superar la crisis, revertir el avance de un “Estado policiaco” y defender los derechos humanos y sociales.

También consideran los legisladores la construcción de una política económica más allá de la crisis, es decir que esté al pendiente de las políticas fiscal, industrial, comercial, el turismo y la economía social.

Los perredistas que trabajarán en San Lázaro adoptarán como parte de su agenda, según dicho de Encinas, terminar con la opacidad en el manejo de los recursos de la Cámara de Diputados, además de construir una política de austeridad, transparencia y rendición de cuentas que acabe, de una vez por todas, con los privilegios que gozan los legisladores y los altos funcionarios de los tres poderes de gobierno: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero también de los distintos órdenes en el ámbito local y municipal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: