Información Política

Artículo de Rivapalacio revelando dificultades para el control de la fracción priísta (EPN)

Posted in Uncategorized by Asesor Político on agosto 31, 2009

Estrictamente Personal


Raymundo Rivapalacio
Rebelión en el establo

August 31, 2009

— 1:00 am

En dos días, al comenzar este fin de semana, los líderes del PRI y los jefes de los grupos políticos se dieron cuenta que los próximos años van a ser muy complicados. Pero hacia adentro. Dos actos de los no sospechaban generarían problemas, les estallaron en las manos. El primero, cuando los dirigentes priistas aceptaron ir a la ceremonia que planeaba el presidente Felipe Calderón en Palacio Nacional el próximo martes, para que fuera del recinto parlamentario pronunciara un mensaje político en sustitución del discurso usual en el viejo ritual del informe de Gobierno ante el Congreso de la Unión. El segundo, cuando los dirigentes priistas presentaron a toda la bancada del partido en la próxima Cámara de Diputados, la agenda legislativa que habían preparado y que querían que firmaran. En ambos, en 48 horas, los sacudieron y los doblegaron.

En el caso de la invitación a un informe alterno de Gobierno, los líderes del PRI ya habían respondido las invitaciones al secretario particular del Presidente, Luis Felipe Bravo Mena, aunque no sabían exactamente cuál sería el motivo del acto. Creían que en el discurso en Palacio Nacional adelantaría las líneas generales del Informe de Gobierno, y ya habían confirmado su asistencia. Pero en el establo priista, los diputados comenzaron una revuelta, animada por los gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, y de Oaxaca, Ulises Ruiz, para rechazar ese tipo de acto que, además, se había planeado a la misma hora en que se instalaría el nuevo Congreso. Aunque el mensaje público fue contra el Presidente, el de fondo iba dirigido contra la dirigencia del PRI: lo que ustedes decidan, no es necesariamente será una orden, les dijeron. No la creyeron y rápidamente les aplicaron una segunda derrota.

La Presidencia canceló el jueves la ceremonia en Palacio Nacional, y el viernes el coordinador de los diputados priistas, Francisco Rojas, convocó a toda la bancada a una sesión a puertas cerradas en el auditorio “Plutarco Elías Calles” de la sede nacional del partido. Ahí les entregaron un documento de 16 páginas que llamaron “borrador para la discusión” de la agenda legislativa, que pretendían que se firmara y anunciara a los medios por la tarde. El auditorio se incendió. Alrededor de 50 diputados electos se inscribieron para tomar la palabra, en contra de la aprobación del documento, argumentando que estaba lleno de generalidades y ambigüedades, que no representaba los intereses particulares de los estados y que omitía, además, aspectos que no podían dejar de lado, aunque no fuera tema directo de los priistas, como el de la seguridad pública.

El “borrador de discusión” había sido cocinado por el grupo político que se ha presentado como el de mayor poder. Encabezado formalmente por la líder nacional del partido, Beatriz Paredes, incluye al poder real en el Congreso, el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, quien entre su bancada y los apoyos que dio a campañas para diputados y gobernadores en Querétaro, Nuevo León, Yucatán, Hidalgo y Colima, entre otros, se calcula que poco más de 120 diputados -casi la mitad de la mayoría priista- responden a sus intereses. Tienen también como gozne a Rojas, quien a su vez, es el hombre que representa los intereses del ex presidente Carlos Salinas, aliado de Paredes y Peña Nieto. Otros grupos políticos, que no pudieron en su momento frenar a Rojas como coordinador de la bancada, sí pudieron oponerse a la firma de la agenda legislativa.

Sebastián Lerdo de Tejada trató de impulsar la firma del documento, argumentando que no podían salir a los medios esa tarde sin un acuerdo, pues la impresión que darían es la de falta de coordinación entre ellos. De inmediato, una veterana de mil batallas, María Esther Sherman, cercana al grupo político del senador Manlio Fabio Beltrones -con quien el ex presidente Salinas dice haber resulto una vieja diferencia política y de estar tratando que no se pelee con Peña Nieto y Paredes-, lo atajó. Mala impresión daríamos, espetó a Lerdo de Tejada, que firmáramos un documento que no ha sido sometido a un trabajo más profundo, que recoja los intereses de todos y que sólo estuviéramos pensando en salir rápidamente a los medios para mostrar que estamos unidos. Nos tacharían de irresponsables y de no estar realizando un trabajo serio, le dijo en la cara. El apoyo fue mayoritario. Las cosas se salían de control.

Rojas tomó el micrófono para apaciguar el conflicto. Propuso que no se firmara el documento, que cada coordinador estatal incorporara junto con su bancada los puntos que les eran prioritarios, que el próximo martes se revisaran las adecuaciones y que hasta entonces se firmara. Los ánimos venían a la baja cuando el diputado neoleonés Ildefonso Guajardo, muy cercano al gobernador Natividad González Parás, propuso que hubiera un vocero para la agenda legislativa, y aventuró el nombre de Alfonso Navarrete Prida, uno de los cercanos a Peña Nieto. El auditorio volvió a explotar. De ninguna manera. Rojas tendría que ser el vocero único, ya que es coordinador, y que se olvidaran de más sorpresas.

Paredes, Peña Nieto, Rojas y Salinas tuvieron su primer revés. Tener la mitad de la bancada, probaron, no es suficiente. Hay otras bancadas poderosas, como la de Ulises Ruiz, que junto con los diputados de Oaxaca tiene aliados en San Luis Potosí, Morelos y Puebla, con lo que entre 40 y 50 legisladores responden a sus intereses. O la de Fidel Herrera, que también apoyó a candidatos en San Luis Potosí y Guerrero, se calcula en unos 30. Y la voluminosa del sector popular, que responde a los intereses de Beltrones, quien sin haber roto lanzas con el grupo más poderoso en número de legisladores, no es tampoco su aliado incondicional.

Ese PRI que se ve homogéneo ante los ojos de la opinión pública, está en realidad  dividido. Eso de la inevitabilidad de la candidatura presidencial de Peña Nieto para 2012 sólo es creíble afuera del partido. Hacia el interior, la contienda por la candidatura apenas comienza. En esta legislatura arrancarán los motores de la sucesión presidencial, y como lo vio la cúpula formal del partido, los caminos hacia esa meta son varios, distintos y, en algunas ocasiones, se bifurcan.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: